existe un camino posible, magia, sueño, psicologia coaching, pnl, psicoanalisis

Cuando el fin de semana del 12 de febrero de 2017 concluí el recorrido de Trainer en PNL, fue el cierre de una etapa que comenzó hace algunos años ya. Sentimientos encontrados, el de recuperar algunos fines de semana libres y ese cansancio de haberse puesto en juego junto con esa enorme sensación de “feina feta”.

El último módulo no fue un módulo más, me tomé mi espacio para elegir el tema de esa última presentación (primera como trainer, diría mi profe); además de tomarme un tiempo para pensarlo, descubrir ahora mientras escribo que la elección fue tan activa como pasiva -como nos suele ocurrir en muchos momentos importantes de nuestra vidas; sí, en esos que “circulamos” en las cosas que hacemos, con el cuerpo y con la esencia- a tal punto que creo que fui elegida, una vez más, por la situación.

De repente, vino a mi cabeza el libro de “Las Mil y Una Noches” y en ese instante tuve el tema y la estructura de  lo que iba a presentar, como por arte de magia.

¿Por qué aparece ahora “Las Mil y Una Noches”?, es lógico: cuando en la consulta los pacientes y/o coachees se comprometen y muestran entusiasmo por el recorrido hacia el encuentro consigo mismos, a posicionarse en su subjetividad y defender sus deseos y objetivos en la vida; cuando acaba la sesión y se “quedan con las ganas de más” y me despido hasta la próxima, y ante su gesto interrogativo, les comento que esto es como la historia de las mil y una noches, el efecto de continuará… se asemeja bastante.

Cómo imaginar que aquel libro viejo que encontré en la biblioteca de casa de mi tía cuando tenía apenas 9 años me marcaría y acompañaría toda mi vida!

Y cómo imaginar que sería con mi profesión que cumpliría aquel anhelo de ensueño que la inocencia de mi niñez inició al querer cumplir deseos con una lámpara de Aladino, volar con una alfombra mágica o realizar viajes fantásticos como en los cuentos de aquel libro.

Todo comenzó con mi encuentro con el psicoanálisis y en aquella consulta de la ciudad de Quilmes (Buenos Aires, Argentina) en la que inicié mi práctica profesional.

Viajar en el tiempo a través de las historias de mis pacientes, conocer personajes maravillosos y acompañarlos en el cumplimiento de sus deseos; sostenerlos en sus sueños, volar con ellos…

La historia continúa en Catalunya, lugar en el que me encuentro con la Psicología Coaching y la Programación Neurolingüísitica, disciplinas que me permiten continuar con mi amor por el psicoanálisis.  Es así como sigo con los recorridos fantásticos de cada una de las personas que cuentan conmigo para una consulta o para formación, haciendo un camino posible.  Haciendo tu camino posible, trabajando contigo para encontrarlo y acompañarte en el recorrido inicial.

Cuando finalmente apareció la estructura completa de la presentación, no podía faltar en ella la técnica de “Alfombra de Mágica” de Robert Dilts y por supuesto, la “Metáfora de las Mil y Una Noches” de Jorge Luis Borges.

Descubrí que las situaciones en la vida siguen una lógica y si pones atención, el camino tiene un sentido.  Lo que a mis 9 años se me apareció como posible: la magia, las lámparas que cumplen deseos, las alfombras que vuelan y que, en algún momento de mi adultez se presentó como ficción, se hizo realidad en aquel momento y descubrí también que, jamás había dejado de serlo.

Me gustaría poder transmitir en este post que todos podemos encontrar nuestro camino, que la lámpara de Aladino está en nuestro poder y que se puede pasear en Alfombra mágica, se trata de soñar mucho y soñar fuerte (como recomienda Antonio Banderas), recordando siempre que a los sueños hay que sostenerlos con esfuerzo y constancia, con trabajo.

Considerando que se trata de tu vida, tus sueños… Creeme, merece la pena y la ilusión trabajar por ellos.

Lic. Marcela S. Pereyra

www.marcelapereyra.com

Móvil: 651 821 085

DEL VIAJE DE TU VIDA O LA MAGIA Y LAS MIL Y UNA NOCHES…
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *