La metodología del mentoring consiste en un proceso enfocado a la persona en su totalidad.

Es una disciplina que se puede aplicar tanto en empresas como en clientes particulares.

Ocurre en la relación del mentor con su mentee, en la cual el mentor acompaña al mentee para identificar su potencial y desarrollar sus recursos y habilidades para transformarlo en talento; posibilitando el crecimiento como persona y la consecución de sus metas, a través del diálogo, el autoconocimiento.

 

 

Qué aporta un proceso de mentoring:

  • Mejora el desempeño.
  • Aporta la oportunidad de desarrollo de carrera profesional.
  • Posibilita una mirada con otra perspectiva y estrategia.
  • Desarrolla las capacidades con el desarrollo de competencias y nuevos aprendizajes.
  • Optimiza la comunicación.
  • Potencia la comprensión, enriqueciendo la forma de pensar.
  • Mejora la autoconfianza y la autogestión, facilitando los procesos de cambios.